Historia de Josefina Imul, «El efecto Múltiple…

Escrito por Caitlin Mendenhall. 

Una de las muchas razones que Filantropis ha elegido apoyar a jóvenes en Chajul, Guatemala, es el “efecto múltiple”. Con solo apoyar a una persona, Filantropis puede impactar indirectamente a muchos más. Como una extensionista del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), Josefina Imul Calel viaja a las comunidades retiradas de Chajul para dar capacitaciones sobre comida saludable y promover nutrición mejorada. Trabaja con agricultores, madres de familia, y escuelas para asegurar que la comida es cultivada, cocinada, y servida en maneras saludables.

Josefina «Cofundadora de un Centro Orgánico en Chajul, Quiché.

Josefina está trabajando con  350 personas de Chajul y sus comunidades en su rol con MAGA, pero tiene mucha más experiencia en trabajo social. Está bien establecida con las organizaciones y asociaciones en Chajul que benefician a la comunidad y ha trabajado por muchas de ellas. Su favorita fue una asociación para el empoderamiento de mujeres, llamado MUIXIL. Describe las mujeres como “muy motivadas, les gusta participar. La actitud es muy activa de las mujeres. Esto es lo que ha gustado de esto.” Está bien comprobado que la educación y el empoderamiento de mujeres y madres tiene un efecto mucho más extendido en sus familias y futuras generaciones. Tomando esto en cuenta, es más probable que el número de personas que Josefina ha impactado en sus muchos trabajos es más cerca a mil personas. Sí, en serio… un becario de Filantropis, cientos de vidas impactadas.

De las muchas personas con quienes Josefina ha trabajado, una sobresale para ella. Mientras trabajaba en MUIXIL, Josefina notó que una de las mujeres estaba muy apasionada sobre la causa pero tenía dudas en involucrarse más. La señora Engracia quería ayudar con las capacitaciones pero no tenía mucha experiencia y no hablaba español. Josefina pasó mucho tiempo con ella, animando y aconsejando a ella individualmente. Le contaba sobre la importancia de conocer otras personas y lugares, diciéndole, “es mejor que usted salga y experimente las actividades y que usted tenga acceso a estas informaciones”. Le dijo una y otra vez que confiaba en ella y sabía que podía hacerlo. Ahora Engracia es la presidenta de la organización. Viaja en todos los municipio del país (¡y hasta internacionalmente!) y se ha acostumbrado de dar capacitaciones en español con un interpretador. La voz de Josefina se llena con orgullo y pasión cuando describe este crecimiento y cómo fue tan especial ser involucrada.

Josefina fue una de las primeras becarias de Filantropis en el primer grupo en 2012. En 2017, se graduó con su licenciatura en Trabajo Social e inmediatamente empezó a ponerlo a buen uso como parte del equipo de Filantropis, ayudando emprendedores que participaban en el programa de Emprendimiento Social. “El programa me ha dado bastante de conocer a muchas personas, también de ser una persona activa, y no dejar que las cosas pasen. Estoy aplicando estos hábitos que he aprendido con Filantropis y me ha funcionado bastante,” dice Josefina. Ella comenta que una de las cosas más útiles que aprendió en su tiempo con Filantropis, tanto como becaria como empleada, fue cómo crear una red de contactos estratégicos, una habilidad que fue indispensable en encontrar el rol que tiene ahora. “Considero que Filantropis me abrió muchas puertas. Nos enseñaron cómo hacer contactos y conexiones. He aprendido que cada experiencia nos abre más alianzas que podrían recomendarnos a otra persona.” Cada persona que conoció ayudó a conectarla con otra persona y eventualmente estaba tan conectada que varias personas la contactaron con ofertas de trabajo sin que ella aplicara.


La experiencia de Josefina ha sido trabajar en proyectos sociales en el municipio de Chajul.

Las partes más difíciles de los trabajos de Josefina han sido los espacios entre ellos. Había un tiempo que pasó todo un año buscando trabajo. Entregó su papelería en 80 lugares pero sólo le salieron tres entrevistas. “En mi caso llegó un momento que ya no quería hacer nada,” reflecta Josefina. “Estaba gastando mucho en tantos viajes y pensé que no era justo estar gastando tanto de nuestro dinero y sin un ingreso para contribuir. Pero de igual manera pensé, no puedo quedarme asi, tengo que buscar la manera de conseguir algo.” La habilidad de crear una red de contactos profesionales, combinado con su espíritu activo y su perseverancia natural, eventualmente le ayudaron a superar este reto. Ahora Josefina es una licenciada con muchas conexiones y una carrera impactante en el campo que estudió. “Estoy usando lo que aprendí en la universidad y lo complemento con las experiencias,” dice Josefina. Sus consejos para otros jóvenes buscando trabajos es, “que no se desesperen en buscar un trabajo. Solo es cuestión de aplicar todos los conocimientos, las capacitaciones y estas actitudes de ir en otro ámbito laboral. Hay que experimentar toda la vida para llegar a ser una persona exitosa.”